Reflexiones sobre la Palabra de Dios

El misterio de la Cruz

26.03.2013 10:30
  El misterio de la pasión, muerte y resurrección de Jesús de Nazaret no es algo ajeno a la vida del ser humano. Podemos caer en el error de mirar la figura de Jesús con un enfoque exclusivamente histórico. Digo que se trata de un error porque si lo hacemos así, nos encontramos ante la figura de un hombre verdaderamente fracasado. Alguien que quiso “revolucionar” su época, pero que el impulso primero acabó en verdadero fracaso. Todos le abandonan, menos su propia madre, todos los que le aplauden descubren en él a un líder que, cuando ya tiene las masas de su lado, las traiciona; las traiciona porque no les da lo que esas masas esperan de él: la liberación de la opresión tirana del pueblo invasor, el pueblo romano; la libertad del yugo esclavo del poder judío que se aprovecha de esa opresión para sacar su propio beneficio.             El fracaso humano es algo a lo que todos, de una manera u otra, tenemos miedo. Nos gusta ser...

V Domingo de Cuaresma

15.03.2013 19:15
  V Domingo de Cuaresma “En aquel tiempo, Jesús se retiró al Monte de los Olivos. Al amanecer se presentó de nuevo en el templo y todo el pueblo acudía a él, y, sentándose, les enseñaba. Los letrados y los fariseos le traen una mujer sorprendida en adulterio y colocándola en medio, le dijeron: -- Maestro, esta mujer ha sido sorprendida en flagrante adulterio. La ley de Moisés nos manda apedrear a las adulteras: tú, ¿qué dices? Le preguntaban esto para comprometerlo, y poder acusarlo. Pero Jesús, inclinándose, escribía con el dedo en el suelo. Como insistían en preguntarle, se incorporó y les dijo: -- El que esté sin pecado, que le tire la primera piedra. E inclinándose otra vez, siguió escribiendo. Ellos, al oírlo, se fueron escabullendo uno a uno, empezando por los más viejos, hasta el último. Y se quedó solo Jesús y la mujer en medio de pie. Jesús se incorporó y le preguntó: -- Mujer, ¿dónde están tus acusadores? ¿Ninguno te ha condenado? Ella le contestó -- Ninguno,...

Ser transfigurados

21.02.2013 17:08
  EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS 9, 28b-36 -Maestro, qué bien se está aquí. Haremos tres tiendas: una para ti, otra para Moisés y otra para Elías. La autenticidad de estas palabras sigue siendo válida hoy en día. Descubrir la gloria de Dios en Jesucristo es, sin duda, algo que transforma el corazón y, por ende, la misma vida. Siempre que me acerco a Dios lo hago con la confianza de que junto a Él las cosas son de otra manera distinta. En Él no hay falsedad, ni mentira, ni fingimiento, ni nada parecido a lo que no sea autenticidad. Una de las cosas que más me ha hecho sentirme cerca de Dios siempre, ha sido el saber que Él no me juzga, que ante Él no tengo que disimular nada, ni tan siquiera aparentar lo que no soy o lo que no siento. Cuando el amor se personaliza en la experiencia de la cercanía de Jesucristo, siempre se está feliz, parece como si pensar la vida fuese solo un entretenimiento que no va más allá de la simple preocupación diaria. Podría pensarse que lo más bello es...

Del Amor al Perdón

31.01.2013 20:46
  PRIMERA CARTA DEL APÓSTOL SAN PABLO A LOS CORINTIOS 12, 31-13, 13 Hermanos: Ambicionad los carismas mejores. Y aun os voy a mostrar un camino mejor. Ya podría yo hablar las lenguas de los hombres y de los ángeles; si no tengo amor, no soy más que un metal que resuena o unos platillos que aturden. Ya podría tener el don de predicción y conocer todos los secretos y todo el saber, podría tener fe como para mover montañas; si no tengo amor, no soy nada. Podría repartir en limosnas todo lo que tengo y aun dejarme quemar vivo; si no tengo amor de nada me sirve. El amor es paciente, afable; no tiene envidia; no presume no se engríe; no es mal educado ni egoísta; no se irrita, no lleva cuentas del mal; no se alegra de la injusticia, sino que goza con la verdad. Disculpa sin límites, cree sin límites, espera sin límites, aguanta sin límites. El amor no pasa nunca. ¿El don de predicar?, se acabará. ¿El don de lenguas?, enmudecerá. ¿El saber?, se acabará. Porque inmaduro es nuestro saber...

El Espíritu de Dios está sobre mí.

23.01.2013 14:22
“Querido Teófilo”, con estas palabras da comienzo el evangelio de San Lucas que escuchamos este domingo del tiempo ordinario. Como todos sabemos, Teófilo no es una persona concreta a la que se dirija el evangelista; sino una comunidad con identidad propia. Procedente del griego, Teo significa Dios y filo amigo; se trata pues de una comunidad amiga de Dios. La palabra de Lucas sigue siendo hoy exactamente igual: una palabra dirigida a los amigos de Dios, a aquellos que deseamos mantener esta amistad y, por consiguiente, esta relación con Dios; no puede haber amistad sin relación. La amistad con Dios no se improvisa, no surge de la nada, surge una iniciativa originaria del mismo Dios. Es Él quien nos invita a esta relación y a mantenerla de forma continua. Esta relación se fortalece con el don magnífico del Espíritu Santo, un don regalado por el Padre a cada uno de nosotros mediante el Bautismo. Es Él quien nos fortalece en nuestra vida cristiana y, con sus dones, nos envía al mundo...

Las bodas de Caná

16.01.2013 14:52
En todas las culturas el vino es el símbolo de la alegría. No hay fiesta en la que no se precie un poco de buen vino. En la cultura judía ocurría algo parecido, el vino y su calidad decían mucho de los anfitriones y de su disponibilidad para con los invitados. Las bodas judía solían tener una duración de entre tres y cinco días. Que faltase el vino el primer día suponía un verdadero drama, pues acabado el vino la alegría de la fiesta no es la misma. Jesús está presente en aquella boda, como siempre que hay necesidad, él está allí invitado, como uno más junto con María, su madre, y sus discípulos. María está siempre atenta a las necesidades que  pueden surgir a su alrededor y, de pronto, se percata de la escasez que están a punto de sufrir su anfitriones. Como buena madre, no puede quedarse al margen sino que en seguida se pone a buscar una solución para el problema planteado. ¿A quién acudir? A quien sabe que puede aportar una solución, a quien sabe que no le dará la espalda....

El Bautismo de Jesús

10.01.2013 11:26
EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS 3, 15-16.21-22 “En aquel tiempo el pueblo estaba en expectación y todos se preguntaban si no sería Juan el Mesías: él tomó la palabra y dijo a todos: -- Yo os bautizo con agua, pero viene el que puede más que yo, y no merezco desatarle la correa de sus sandalias. Él os bautizará con Espíritu Santo y fuego. En un bautismo general Jesús también se bautizó. Y mientras oraba, se abrió el cielo, bajo el Espíritu Santo sobre él en forma de paloma, y vino una voz del cielo: --Tú eres mi Hijo, el amado, el predilecto” “Atravesar esa puerta supone emprender un camino que dura toda la vida. Éste empieza con el bautismo (cf. Rm 6, 4), con el que podemos llamar a Dios con el nombre de Padre, y se concluye con el paso de la muerte a la vida eterna, fruto de la resurrección del Señor Jesús que, con el don del Espíritu Santo, ha querido unir en su misma gloria a cuantos creen en él (cf. Jn 17, 22)” (Porta Fidei – Benedicto XVI). En Israel, el bautismo significaba...

Domingo de la Epifanía del Señor

04.01.2013 12:05
“Las tinieblas cubren la tierra, la oscuridad los pueblos, pero sobre ti amanecerá el Señor (…) y caminarán los pueblos a tu luz” (Isaías 60, 1-6). En este domingo de la Epifanía del Señor, el profeta Isaías nos presenta una visión de la sociedad de su época que bien podría aplicarse a nuestros días. Se enfrenta el profeta a un contexto social donde todo parece llegar a su fin. El pueblo de Israel ha perdido de vista aquello que le constituye en lo que es: la presencia y la guía de Yahvé. La corrupción social de su época no lo es sólo en sentido económico, sino también en el más profundo sentido moral. Los reyes y los dirigentes del pueblo sólo piensan en sus propios intereses y ven en el pueblo que les ha sido encomendado un hacedor de sus caprichos y el que hace posible que su egoísmo se materialice. Esos dirigentes ya no ven en Dios quien guía su conducta y marca el camino de su actuar; lejos de ello han hecho de Yahvé la escusa para doblegar y sangrar, cada vez más, a un...

Sagrada Familia de Nazaret

02.01.2013 13:44
      “Los padres de Jesús solían ir cada año a Jerusalén por las fiestas de Pascua. Cuando Jesús cumplió doce años, subieron a la fiesta según la costumbre, y cuando terminó, se volvieron; pero el niño Jesús se quedó en Jerusalén, sin que lo supieran sus padres. Éstos, creyendo que estaba en la caravana, hicieron una jornada y se pusieron a buscarlo entre los parientes y los conocidos; al no encontrarlo, se volvieron a Jerusalén en su busca. A los tres días, lo encontraron en el templo, sentado en medio de los maestros, escuchándolos y haciéndoles preguntas: todos los que le oían, quedaban asombrados de su talento y de las respuestas que daba. Al verlo, se quedaron atónitos, y le dijo su madre: -- Hijo, ¿por qué nos has tratado así? Mira que tu padre y yo te buscábamos angustiados. Él les contestó: -- ¿Por qué me buscabais? ¿No sabíais que yo debía estar en la casa de mi Padre? Pero ellos no comprendieron lo que quería decir. Él bajó con ellos a Nazaret y siguió...

Es Navidad

02.01.2013 13:26
“La alegría del amor, la respuesta al drama del sufrimiento y el dolor, la fuerza del perdón ante la ofensa recibida y la victoria de la vida ante el vacío de la muerte, todo tiene su cumplimiento en el misterio de su Encarnación, de su hacerse hombre, de su compartir con nosotros la debilidad humana para transformarla con el poder de su resurrección. En él, muerto y resucitado por nuestra salvación, se iluminan plenamente los ejemplos de fe que han marcado los últimos dos mil años de nuestra historia de salvación” (Benedicto XVI – Porta Fidei). La Encarnación de Dios es un acontecimiento que trasciende la historia y posibilita la Salvación del ser humano. Dios no se muestra indiferente ante el sufrimiento y la esclavitud del hombre, sino que lo asume en su propia persona y decide redimirlo. ¿Por qué? Por puro Amor. La Historia de la Salvación nos muestra cómo el Padre, en diversos momentos y de diversas formas, toma partido por aquellos que están siendo oprimidos tanto por causas...
Elementos: 1 - 10 de 10